Por Magali de miituo


La inmensa mayoría de personas que trabajamos, más allá de hacerlo porque nos apasiona lo que hacemos, es porque tenemos necesidades básicas que cubrir. Comprar alimentos, ropa, zapatos, cubrir con los gastos escolares y conseguir dónde vivir, son algunas cosas en las que se va gran parte de nuestros sueldos.


Es por eso que muchos hemos aplicado todas las formas eficaces para ahorrar para dejar de pagar renta y tener una vivienda propia. Si es tu caso, en miituo, el seguro por kilómetro recorrido, queremos contarte los pros y contras de comprar o construir casa; así podrás tomar la mejor decisión.

¿Es mejor comprar o construir una casa?

¿A quién de nosotros no le gustaría tener una vivienda propia? Ese lugar donde puedas llegar a descansar, sin tener ninguna presión sobre cómo le vamos a hacer ahora para pagar la renta. Y para responder qué es mejor, será necesario tomar en cuenta la situación personal de cada quien. Es por eso que, a continuación, te diremos las ventajas y desventajas de comprar una casa hecha o de construirla en algún terreno que tengamos.

Comprar casa

Entre las ventajas de comprar una casa están:

  • Mudanza inmediata. Una vez que compras tu casa, mudarte es cosa de que te organices y agendes el día. Ya no te preocupas por nada de materiales de construcción o de limpieza después de que termine la obra, porque el agente de bienes raíces te la entrega como salida de la caja.
  • Evitas disgustos. Olvídate de discutir con los albañiles o con el arquitecto, porque como la casa ya está hecha, no habrá ningún pleito por los acabados o por los retrasos en la construcción.
  • Podrías reducir costos. Según cifras de la Sociedad Hipotecaria Federal, si compras una casa usada que no exceda los 15 años de antigüedad, podrías ahorrar hasta un 30% de lo que pagarías con una vivienda nueva, lo que, sin duda, es un excelente incentivo para comprar.

  • Dentro de las desventajas de comprar una casa, se encuentran:

  • No es exactamente lo que quieres. Cuando compras una casa, como ya está terminada, no tienes oportunidad de decidir exactamente qué es lo que quieres; las habitaciones, el espacio entre ellas y los acabados, fueron decididos por alguien más, así que solo te queda "conformarte".
  • Gastos en remodelaciones. Si bien podrías ahorrar un poco en el costo, si quisieras remodelaciones o si necesitara reparaciones, tendrás que desembolsar una cantidad que podría no ser pequeña, sobre todo si se trata de aquellos detalles que no se ven a simple vista.
  • Construir una casa

    Otra opción que tienes, si es que estás buscando adueñarte de una vivienda propia, es construir. Aquí los beneficios:

  • Estás de lleno en la construcción. No significa que tú vayas a levantar los muros y a colocar los techos (aunque también es una opción), sino que puedes estar siempre al pendiente y decir exactamente qué quieres y cómo lo quieres. Sin duda, será la casa de tus sueños.
  • Puedes hacerlo por partes. Si ahora mismo no cuentas con el capital para terminar la casa, puedes comenzar haciendo pequeños cuartos o con la obra negra y más adelante, poco a poco, terminar con los acabados.

  • Pero así como hay ventajas, también hay algunas desventajas:

  • Es caro. Una de las más fuertes desventajas de construir una casa, es el costo, porque definitivamente siempre vas a querer usar los mejores materiales y, con cada detalle, los albañiles y el arquitecto pueden modificar sus honorarios y si aún sigues pagando renta de tu domicilio actual, pues tus ingresos se van a ver muy afectados. Además, no se trata solo del costo material, sino de tiempo, porque es mucho más tardado.
  • Necesitas un terreno. Si lo que quieres es solamente tener una casa y no te importa construirla en el terreno del pueblito que te dejaron tus abuelos, no hay problema; pero si lo que quieres es tener tu casa en la ciudad donde trabajas, va a ser mucho más complicado que encuentres un buen lote. En cualquiera de las dos opciones, tienes que tomar en cuenta los traslados.

  • Con esta información, ¿qué decides?