Por Ohtokani de miituo


Como parte de los esfuerzos que en miituo hacemos para manteberte informado respecto a trámites vehiculares y más información relevante para los automovilistas, en esta ocasión te hablaremos sobre los nuevos cambios reglamento de tránsito CDMX.


Conocer el Reglamento de Tránsito en la Ciudad de México no es solo importante para los conductores, pues en él también se contemplan los derechos y obligaciones de peatones y ciclistas. Este compendio de reglas está hecho para crear un sano tránsito vial para todos los ciudadanos.

En concreto fueron tres las modificaciones sustanciales que la Secretaría de Movilidad (SEMOVI) realizó en el reglamento, dos de las cuales están vigentes desde el pasado 5 de febrero y la tercera desde el 15 de marzo.


Cabe mencionar que dichas reformas no aumentan el costo de las sanciones vehiculares, sino que estas serán más estrictas con el fin de proteger a peatones y ciclistas, los usuarios de la vialidad que son más propensos a sufrir accidentes.


La primera modificación tiene que ver con la aplicación justa de las posibles sanciones aplicadas. Estas se aplicarán de acuerdo con el tabulador vigente para evitar que el agente de la policía influya en el monto de la multa. He aquí la importancia de conocerlos importes de las multas vehiculares: para no ser engañado con cobros mayores.


En la segunda reforma se hace énfasis a penalizaciones más arduas para personas reincidentes. De esta forma, quienes acumulen cinco o más infracciones y/o que conduzcan vehículos con placas foráneas y cometan cualquier infracción, serán remitidos a depósitos vehiculares, también conocidos como corralones.


Para recuperar su vehículo, los conductores tendrán que cumplir con la sanción económica por ser remitidos al corralón y cumplir con el pago de todas las multas que adeuden.

Por último, la tercera modificación hace referencia a medidas más severas para apoyar el cumplimiento del programa Conduce Sin Alcohol, conocido comúnmente como Alcoholímetro.


Con esta reforma todos los vehículos de los conductores que den positivo por consumo de alcohol, serán trasladados automáticamente al corralón. El conductor será llevado al Centro de Sanciones Administrativas y de Integración Social, mejor conocido como torito, donde deberá cumplir con la sanción pertinente para que se le devuelva el vehículo.


Por otro lado, si el conductor sancionado tiene multas pendientes por pagar, tendrá que cumplir con ellas para que se regrese el vehículo.


Ante la crisis sanitaria por la Covid-19 se implementaron mejoras para el programa Conduce Sin Alcohol: ahora hay un mayor número de oficiales y grúas para el despacho de automóviles; se emplea la tecnología Alcostop, que permite detectar los niveles de alcohol en el ambiente manteniendo la sana distancia y sin comprometer la salud del conductor o del oficial que realiza el operativo.