Por Magali de miituo


Como sabes, en México es de vital importancia obtener un seguro de auto, no solo porque es común que transitemos por algunas de las calles más peligrosas de la ciudad o porque muchos de nosotros no estamos exentos de sucumbir ante algún accidente de tránsito, sino también porque el uso de un seguro para poder transitar por caminos y puentes federales es obligatorio.


Uno de los seguros más básicos (y también el que es de uso obligatorio), es el seguro de auto daños a terceros. Si todavía no sabes de qué estamos hablando, sigue leyendo este artículo de miituo, el sitio donde puedes cotizar seguro de auto, donde te lo explicamos todo y muy fácil.

Seguro de auto daños a terceros, ¿qué es?

Un seguro de auto de daños a terceros es la protección más básica en cuanto a seguros para autos en México. Lo que hace este seguro es proteger únicamente (y como su nombre lo dice) los daños ocasionados a un tercero en caso de que tú hayas provocado o sido el principal responsable en un accidente vial.


Es decir, si por alguna razón tú golpeas un coche y este termina con daños considerables, el seguro de auto de daños a terceros va a cubrir todos esos daños, pero solamente esos. Si tu coche sufrió algún percance y también se ve dañado, este seguro básico no va a cubrir tus gastos, por lo que tendrás que pagarlos de tu propio bolsillo.

¿Por qué es obligatorio este seguro?

Desde enero de 2019, este tipo de protección se hizo obligatoria para poder transitar por caminos y puentes federales, así como para poder circular en algunas de las calles de las ciudades más importantes de la República Mexicana, tales como la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, entre muchas otras, y también lo es para todos los vehículos automotores, independientemente del modelo o año de estos.


¿Por qué es obligatorio? Para saberlo, usemos la imaginación: piensa en esos días en los que hay mucho tráfico en las calles y que, de repente, algún distraído le pegue a tu coche por detrás y te arruine toda la cajuela. Ahora imagina que, al tratar de arreglar esos daños, el conductor responsable del incidente, te dice que no tiene seguro y que tampoco tiene dinero, por lo que no te puede pagar los daños de ninguna manera. Con un seguro de daños a terceros, también conocido como seguro de responsabilidad civil, estos problemas se acabaron.


Y una de las razones de hacerlo obligatorio es que, también, en caso de no contar con él, te puedes hacer acreedor a una sanción que puede llegar hasta los 4 mil pesos, además de que en caso de ocasionar algún accidente, una indemnización, dependiendo de la gravedad de los daños, podría llegar a los tres millones de pesos, lo que, sin duda, sería un golpe muy fuerte para la economía de cualquier mexicano.

¿Cómo obtener mi seguro obligatorio?

Una de las ventajas de este seguro es que es uno de los más económicos del mercado, debido a que es el que tiene coberturas de seguro más básicas. Este lo puedes obtener en alguna de las compañías de seguros que existen en el mercado. Sin embargo, hay una opción en la que puedes obtener cobertura amplia (es decir, una cobertura con que puedas proteger tu auto incluso ante pérdida total) pagando desde 20 centavos por kilómetro.


Así es el seguro de pago por kilómetro de miituo puedes cuidar tu coche pagando solo lo justo, ya que nuestro esquema de cobro es por kilómetro: si recorres poco, pagas poco. Descubre cómo funciona miituo y cómo es que podrías ahorrar hasta el 60% de lo que pagarías con una póliza de seguro tradicional.