Por Magali de miituo


Todos sabemos que las calles de lugares como la Ciudad de México pueden llegar a convertirse en el mismo infierno; basta con salir en las horas pico. que llueva o que haya una manifestación para que cualquier ciudad se desquicie y así seamos parte de la estadística que dice cuánto tiempo pierde una persona en el tráfico.


A eso súmale que tienes mucho trabajo en la oficina que te ha llenado de estrés, que un ciclista furioso va entre autos, que los peatones se cruzan sin esperar el cambio de luz del semáforo y que, por si fuera poco, caes en un bache y tu llanta sufre las consecuencias. No es de extrañarse que la furia corra por tus venas y que ahora ya no veas quién te la hace, sino quién te la paga. Para evitar que sigas pasando estos enojos, en miituo.com, la página donde puedes cotizar seguro de auto, queremos darte los mejores tips de manejo de ira mientras estás conduciendo tu auto.

Consejos para un buen manejo de ira

El manejo de ira es, a veces, algo que se nos dificulta, sobre todo si la situación rebasa nuestros límites. Sin embargo, no tiene por qué ser un problema, sobre todo si sigues nuestros tips:


  • Respira. Suena a cliché, pero en realidad funciona. en el momento en el que sientas que el enojo se te está yendo de las manos, siéntate, relaja el cuerpo y respira profundamente por la nariz y después saca el aire de forma lenta a través de tu boca. Esto servirá para oxigenar el cerebro y la sangre y te ayudar a reducir el estrés dentro del auto, lo que te permitirá seguir con nuestros consejos de manejo de ira.
  • Reflexiona. Una vez que te hayas tranquilizado un poco gracias a la respiración, tómate un par de minutos para reflexionar sobre lo que está causando que la furia te domine; si lo haces, podrás manejar de mejor manera lo que esté sucediendo.
  • Piensa antes de decir las cosas. Respirar y reflexionar antes de hablar, te hará decir exactamente lo que sientes, pero sin lastimar a nadie. Y es que todos sabemos que, cuando estamos enojados, es muy fácil decir cosas que realmente no creemos y que decimos por el calor del momento. Además, emitir tus comentarios poniéndote a ti como actor principal, puede ayudar a resolver la situación. Por ejemplo, en lugar de decir "tú tienes la culpa de lo que pasa", usa frases como "me molestó que actuaras de esa manera ante la situación".
  • Realiza ejercicio de forma periódica. Si estás dentro del auto, será muy difícil que puedas ponerte a hacer ejercicio para liberar la tensión; sin embargo, si esto te sucede con más frecuencia de la que te gustaría admitir, puedes probar haciendo ejercicio de forma periódica para que concentres tus energías en cosas más productivas y menos violentas. ¿Por qué no pruebas con una de nuestras rutinas de ejercicio favoritas?
  • Especialistas en el manejo de ira

    Si ya probaste todos nuestros consejos anteriores y aún nada te funciona, quizá sea momento de que consideres la posibilidad de que tengas que pedir ayuda a un especialista. Aunque todos hemos tenido un enojo mucho más grande que lo habitual alguna vez, no es normal si esto te pasa casi a diario, o si tus enojos provocan que te hagas daño a ti o alguien más, independientemente de la razón que lo cause.


    Puedes probar yendo, al principio, con un buen psicólogo o psicoanalista que te ayude a reducir tus niveles de estrés o de ira a través de terapia psicológica. Si luego del tiempo parece que no hay mejora (o porque el especialista lo recomienda), quizá sea momento de visitar a un psiquiatra que te revise físicamente y, en caso de ser necesario, te recete algún medicamento para reducir esa ira que no puedes manejar por ti mismo.


    Y como no queremos que te manejo de ira se vea manchado por nada, te recomendamos proteger tu auto con el seguro por kilómetro recorrido de miituo. Si aún no lo tienes, ¿qué esperas para cotizar seguro de auto en nuestra página?