Por Rocío de miituo


Posiblemente en más de una ocasión, has tenido el infortunio de presenciar algún accidente de tránsito. Algunos desde los más leves en los que solo se impactan dos autos sin que ninguno de los pasajeros resulte afectado. Hasta los más trágicos, aquellos en los que desafortunadamente alguno de los implicados resulta gravemente herido.


O bien, aquellos accidentes en los que algún automovilista se encuentra involucrado en arrollar a un transeúnte y la persona resulta con daños mayores o incluso fallece. Y aquellos accidentes de tránsito en los que la persona daña algún bien público como un poste, vialidad, un edificio o algún monumento, lo que se considera “daños a la nación” que generalmente tienen multas muy altas.


Ante la desesperación que puede surgir en estas situaciones desafortunadas, lo que más importa en esos momentos es protegerte a ti, a quienes viajan contigo y a la otra parte afectada en la medida de lo posible. La pregunta común en estos casos es: ¿qué hacer ahora?

¿Qué es la responsabilidad civil por daños a terceros?


Contar con un seguro que incluya la cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros podría ser la diferencia entre estar protegido y entre un duro golpe a tu economía, al no tener protección y además tener que pagar una multa aunado a un pago por los daños ocasionados.


La póliza que incluye responsabilidad civil por daños a terceros protege a la otra parte que resulte afectada si llegas a tener un accidente. Por disposición oficial, tu seguro que cubra responsabilidad civil por daños a terceros debe contar con dos coberturas: de daños a personas y de daños materiales a terceros.


Aunque es difícil, se recomienda mantener la calma durante un accidente de tránsito. Recuerda que tu seguro de auto te protege porque desde enero de 2019 todos los automovilistas, motociclistas y quienes utilicen bicicletas con motor tienen la obligación de contar con un seguro que cubra la responsabilidad civil por daños a terceros.


Esta disposición de contar con un seguro que cubra la responsabilidad civil por daños a terceros surgió ante los altos índices de accidentes de tránsito terrestre, que de acuerdo con el INEGI, en 2007 registraron su número más alto con hasta más de 476 mil accidentes registrados al año en carreteras nacionales.


Para continuar con este escenario poco favorecedor, algunos datos proporcionados por el Gobierno del Estado de México señalan que nuestro país está en el séptimo lugar a nivel mundial entre los países con mayor cantidad de muertes por accidentes de tránsito y la segunda posición en América Latina.


Más cifras sobre los seguros de auto en México.

¿Irresponsabilidad, indiferencia, falta de cultura de la prevención o de educación financiera o problemas para pagar un seguro? Se estima que en México, 70% de los autos no están asegurados. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), 42% de los encuestados no contratan un seguro de auto porque les parece muy caro; 20% dice no saber dónde contratarlo y en muchos de estos casos desconocen cómo les podría ayudar un seguro con cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros.


En un sentido de previsión, siempre será más económico contar con un seguro de auto con cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros, que intentar hacer frente a los gastos surgidos de un imprevisto, y más en aquellos casos en los que los daños resultan graves.


De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), el gasto promedio que un conductor hace después de un accidente de tránsito, está en un promedio de $25,000 a $50,000 pesos mensuales para cubrir lesiones y gastos médicos, y de $10,000 a $15,000, para solventar daños materiales.


Frente a esta situación, en miituo sabemos lo importante que es poder contar con un alto nivel de protección ante los imprevistos, por eso tanto nuestra cobertura limitada como nuestra cobertura amplia incluyen la responsabilidad civil por daños a terceros.


Si llegaras a tener un accidente de tránsito y la otra parte afectada durante el percance sufre lesiones físicas, tu cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros te ayuda a evitar un gasto inesperado al pagar cualquier tipo de tratamiento que la otra parte llegue a necesitar. Incluso en caso de fallecimiento, la cobertura te protege al dar una indemnización a los familiares afectados.


Si en un accidente causas daños a los bienes de la otra parte, por ejemplo, abolladuras o afectaciones más graves en el auto de la otra persona, tu seguro con cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros liquida los gastos de reparación para que tus ingresos no se vean afectados por este imprevisto.


Aunado a la cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros, la asistencia legal es otro de los beneficios que las coberturas de miituo te proveen. Entre estos servicios se incluyen liberación del vehículo, obtención de la libertad del conductor, pago de fianza y asesoría para presentar denuncias.


Además de la cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros y la asistencia legal, otro de los grandes beneficios que tienes con miituo es que solo pagas por los kilómetros que recorres, por lo que los beneficios siempre serán considerablemente superiores al costo de tu seguro de auto.


¿Qué pasa si no tengo seguro de responsabilidad civil?


Ante todo debes recordar que las carreteras, los caminos, puentes, las vías, supervías o autopistas, así como los aeropuertos, son territorios que pertenecen al Estado y no puedes circular en ellos a menos de que cuentes con un seguro de auto que incluya responsabilidad civil por daños a terceros.

En caso de no tener tu seguro de auto o que este no tenga la cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros, las autoridades pueden multarte con hasta $4,100 pesos, obligarte a pagar los daños ocasionados e incluso retirarte de circulación.

Ahora que sabes cómo te protege tu seguro con cobertura de responsabilidad civil por daños a terceros y qué consecuencias puede traerte no contar con este seguro cotiza tu seguro de pago por kilómetro con miituo. Es la mejor forma de proteger siempre a tu familia y terceros.