Por Magali de miituo


Diciembre es uno de los meses favoritos de muchas personas, porque es típico que en estas fechas comiences a cerrar ciclos y a abrir nuevos. Esto significa nuevas oportunidades, nuevos retos y nuevas metas a cumplir. Pero no solo estamos hablando de cosas del trabajo o del gimnasio; sino que muchos de nosotros ocupamos este mes para "cambiar de vida".


Es por eso que muchas personas comienzan a ver el panorama y a "tantear los terrenos". Hay algunos quienes, incluso, encontraron todos los métodos para ahorrar y se aventuran a mudarse. Si este es tu caso, lee hasta el final el artículo que en miituo, el seguro por kilómetro recorrido, hemos preparado para ti hoy, porque te vamos a dar varios consejos para buscar casa nueva. Seguro con ellos encontrarás el hogar de tus sueños.

¿Es mejor rentar o comprar casa?

Por supuesto, esta es una de las dudas que más nos dan vueltas en la cabeza al momento de estar buscando una casa. Y es que para nadie es un secreto que a todos nos gustaría tener una casa propia; sin embargo, no todos tenemos la capacidad financiera para conseguirlo.


Por otro lado, hay quienes, aunque tienen los recursos económicos para comprar una vivienda para ellos, simplemente han decidido que lo mejor para su estilo de vida es rentar. Es por eso que la decisión de rentar o comprar una casa, va a depender mucho de la forma en la que estés acostumbrado a llevar tu vida; es decir, dependerá de cada persona y su situación particular, para saber cuál es la mejor decisión.


Sin duda, hay muchísimas ventajas de comprar o construir una casa propia. Entre ellas, están el hecho de que es muy probable que esta sea a nuestro gusto y que podamos hacerle las remodelaciones que se nos antojen, sin tener que pedirle permiso a nadie, porque es de nuestra pertenencia. Sin embargo, una de las principales desventajas es que, si no tienes el dinero suficiente para pagarla de contado, seguramente será una deuda que podría extenderse por varios años o, incluso, décadas.


Al respecto de rentar, uno de los más grandes beneficios es la facilidad para mudarte de lugar de residencia. Imagina que te ofrecen una oferta de empleo del otro lado del mundo; en ese caso, no tendrás que preocuparte por dejar tu casa "encargada" a tus amigos o familiares, simplemente te marchas y ya. Además, los pagos mensuales suelen ser mucho más baratos que las mensualidades de un crédito hipotecario.

Consejos para buscar casa nueva

Ahora, una vez que hayas decidido buscar una casa, independientemente de si es rentada o comprada, estos son algunos consejos que te ayudarán a encontrar la que sea más adecuada para ti:


  • Busca en compañía. Pídele a un amigo o familiar que te acompañe a hacer la búsqueda de la vivienda. Esa persona podrá ser más objetiva y podrá ayudarte a decidir desde un punto de vista externo; así evitas que tu "ansiedad" por tener tu propio espacio, te nuble la vista.
  • Investiga sobre la ubicación. Este es uno de los mejores consejos, ya que la ubicación de la vivienda será muy importante porque es allí donde tu vida comenzará a desenvolverse. Pregunta sobre la incidencia delictiva, la accesibilidad a servicios como hospitalidades, escuelas o transporte y, por supuesto, haz un sondeo sobre los vecinos.
  • Toma en cuenta la antigüedad del inmueble. Incluso si vas a ocupar tu casa "solo para dormir", la antigüedad y situación de la estructura de la vivienda es algo de lo más importante. Investiga si ha tenido algún daño por desastres naturales como sismos o huracanes, por ejemplo; o si han ocurrido allí accidentes como incendios o inundaciones. Esto puede ser muy importante para saber si la vivienda es realmente habitable o no; recuerda que pones en riesgo tu vida y la de quienes vivan contigo.