Por Magali de miituo


¿Recuerdas aquellos días en los que circular con el auto era prácticamente imposible por las calles por estar en las ciudades con más tráfico de México. Sin duda, luego de vivir en ese caos, muchos de nosotros optamos por usar algún transporte alternativo, por ejemplo, una motocicleta.


Sin embargo, aunque este tipo de transporte sin duda puede ser mucho más veloz, no debemos olvidar que también entra dentro de la regla de seguro de daños a terceros obligatorio. Es por eso que hoy en miituo, el seguro de auto por kilómetro, te queremos hablar de una protección para todos aquellos conductores de motocicletas: el seguro para motos. Lee nuestro artículo hasta el final y descubre todo lo que este tipo de seguro puede hacer por ti.

¿Qué es un seguro para motos?

Al igual que los automóviles, ya sean compactos o más grandes como las camionetas o SUVs, las motocicletas son vehículos automotores que requieren contar con la protección se un seguro para poder circular dentro de caminos y puentes federales, así como en las calles de algunas entidades de la República Mexicana, como la Ciudad de México o Jalisco, por ejemplo.


Si todavía no te queda muy claro qué es esto, a continuación te lo decimos. Un seguro se trata de un contrato que firmas con una compañía de seguros. En este contrato se establece que dicha compañía protege tu vehículo (o el de terceros en caso de que solo hayas contratado un seguro de responsabilidad civil), a cambio de que tú pagues una suma de dinero que se conoce como prima de seguro.

¿Cómo funciona el seguro para motos?

De la misma manera que otros tipos de seguros, con el seguro para motos lo primero que tú tienes que hacer es cotizar seguro. Esto lo puedes hacer vía Internet, por teléfono o de forma presencial con las compañías de seguros que ofrecen este tipo de servicio. Una vez que tengas la tarifa de tu prima, tú decides si la aceptas o no, dependiendo del monto a los que ascienda y de las coberturas que te ofrezcan.


Si accedes, lo siguiente es firmar el contrato del seguro, también conocido como póliza de seguro; esto se trata, básicamente, del contrato del seguro para motos. En este documento deberán estar impresos tus datos, así como los de tu motocicleta; es solo este documento quien te ampara en caso de que tengas un accidente o de que te veas involucrado en algún siniestro y los seguros deban pagar alguna indemnización.


Es muy importante que siempre cargues con tu póliza mientras circulas en tu moto, ya que si algo llegara a pasar, eso agilizaría de manera muy eficaz los trámites que se deben llevar a cabo para pagar las indemnizaciones, en caso de que apliquen.


Recuerda que, así como con otros contratos, existen cláusulas que invalidan los seguros. Las más comunes son que manejes a exceso de velocidad o que conduzcas el vehículo asegurado bajo la influencia de alcohol o alguna droga. Es decir, tu seguro podría quedar inválido si es que tú no cumples con las medidas de seguridad necesarias para conducir sin exponerte al peligro.


Además, no debes olvidar que esta protección es obligatoria, por lo que, en caso de no tenerla y manejar tu moto de todas formas, podrías hacerte acreedor a una sanción administrativa por parte de los gobiernos federal o locales, dependiendo de dónde te encuentres.