Por Magali de miituo


Muchos de nosotros somos de esos mexicanos entrones, los cuales se esfuerzan día con día para sacar adelante a nuestras familias. Es por eso que buscamos superarnos día con día, trabajando jornadas amplias o ahorrando hasta el último centavo que ganamos con tal de ofrecerle a nuestros hijos un mejor futuro.


Así, muchos son los mexicanos que, mientras barajean las ventajas y desventajas de emprender un negocio propio, se dan cuenta de una de los mayores limitantes para poder hacerlo: la falta de recursos económicos. Si a ti también te ha pasado o conoces un caso cercano, queremos contarte sobre una opción para hacerte de un capital: el crowdfunding. En miituo, el seguro por kilómetro recorrido, te vamos a contar qué es esto y lo vamos a comparar con los préstamos bancarios.

¿Qué es el crowdfunding?

El crowdfunding, también conocido como micromecenazgo, se trata de una red de financiamiento en la que se obtienen “apoyos” económicos provenientes de donaciones, o de cualquier otro tipo, que usualmente trabajan de forma online, es decir, a través de Internet.


Con estos apoyos económicos, los crowfunding consiguen financiar los proyectos de microempresarios y emprendedores, sea cual sea. Por ejemplo, se han escuchado casos de financiamiento a artistas y políticos; pero también se ha logrado que estas redes apoyen a personas para saldar sus deudas.

Características del crowdfunding

El crowdfunding suena maravilloso, como que cualquiera lo preferiría por encima de un préstamos bancario, sin embargo, tiene ciertas características que podrían convertirse en ventajas y desventajas para algunos. A continuación te las enlistamos:


  • Algunos de los inversionistas de crowdfunding dan crédito a cambio de acciones dentro de las empresas que se encuentran en crecimiento.
  • Los intereses en los crowdfundings son mucho más bajos que los de los bancos.
  • Existen algunos programas de crowfunding que apoyan a causas sin fines de lucro y les prestan el capital necesario sin ningún tipo de interés.
  • También existen algunos otros en los que los inversionistas piden a quienes solicitan el apoyo una “recompensa”, sin necesidad de pagar intereses; por ejemplo, puede ser que quieran una muestra del producto terminado o la publicación de su trabajo (en caso de artistas).
  • Además, el diario El Financiero indicó que este esquema ocupa el 9% de las empresas en operación en el sector financiero y su crecimiento anual se estima en 36%.

  • Así que, si necesitas dinero para arrancar tu proyecto, quizá sea buena idea que busques a una de estas redes.