Por Ohtokani de miituo


Todo citadino sabe que la bicicleta es uno de los medios de transporte alternativos más eficaces debido a su practicidad y bajo costo de mantenimiento. Usar la bici ya no es solo una forma de ejercitarse o de pasar el rato, pues te puede ayudar a ahorrar tiempo y dinero.


La bicicleta también es uno de los medios más de transporte más inseguros, debido a la imprudencia de algunos conductores de automóviles que no respetan el reglamento de tránsito y ponen en peligro a ciclistas y peatones por igual.


No obstante, los ciclistas también deben cumplir con el reglamento y tomar medidas preventivas para poder transitar de forma segura. Por eso en miituo, te compartimos algunos consejos para ciclistas que te ayudarán a cuidarte al andar en bici por la ciudad.

Revisar la bicicleta antes de salir

Antes de cruzar la puerta y salir a rodar, debes poner atención al estado de tu bici y revisar la presión de las llantas. los frenos, la cadena y cambios de velocidad, luces (si cuentas con ellas) y la altura del asiento. Esto sirve no solo para evitar contratiempos por una falla técnica, sino también para manejar con más comodidad.

Usar vestimenta y material adecuados

Al manejar bici en la ciudad de preferencia debes utilizar casco, guantes, visores, rodilleras y todo equipo de protección que consideres necesario. Estos además deben ser del color más visible posible, para no ser ignorados por los automovilistas.

Tener un kit básico de herramientas

Si utilizas tu bici a diario para desplazarte, pronto te darás cuenta de que es más común de lo que crees que tenga averías y fallas mecánicas. Para que no sufras contratiempos en tus viajes, te recomendamos siempre salir de casa con un kit básico de herramientas.

¡Usa caso siempre!

Como aseguradora, podemos decirte que invertir en tu protección es lo mejor que puedes hacer. Si bien no es obligatorio para todos los ciclistas usar casco en la ciudad, este te ayuda a proteger la cabeza contra impactos imprevistos que incluso si los sufres a baja velocidad, pueden resultar en graves dolencias.

Respetar las normas de circulación

Como lo mencionamos anteriormente, como ciclista también tienes la obligación de respetar el reglamento de tránsito, lo que significa que debes prestar atención a los semáforos, señales de tránsito, cruces peatonales, la dirección de la calle, etc.

Señalizar los movimientos

Para un mejor tránsito, todo ciclista debe aprender a comunicar sus intenciones de manejo a conductores, ciclistas y peatones para evitar accidentes. Por ejemplo, para hacerles saber que cambiaremos de carril, daremos vuelta o nos detendremos.

Evita reaccionar a agresiones de automovilistas

La falta de cultura vial de algunos conductores es una de las principales causas de accidentes en ciclistas. Al desconocer los derechos de quienes utilizan la bici para circular, es común escuchar a conductores decir el típico “súbete a la banqueta”. En estos casos lo mejor que puedes hacer es ignorarlos y continuar tu camino para no poner en peligro tu vida… y estabilidad mental.

No uses auriculares a alto volumen

El reglamento de tránsito no prohíbe que los ciclistas utilicen audífonos al circular por las calles de la ciudad, pero es preferible no hacerlo para evitar accidentes. Aún cuando tu habilidad al manejar bici sea muy buena, al usar audífonos para escuchar música tu capacidad de atender lo que sucede a tu alrededor se ve reducida. Sabemos que es agradable escuchar tu música favorita al pedalear, pero recuerda que es mejor llegar a casa sano y salvo.

Elige la bici adecuada para tus necesidades

Si la bicicleta es o será tu medio de transporte principal en la ciudad, antes de invertir en ella debes tomar en cuenta que sea, en primer lugar, cómoda de manejar y fácil de mantener en buenas condiciones técnicas. Además, si no comprarás una bici plegable, te recomendamos adquirir un candado de buena calidad.

No te estaciones en lugares inadecuados

Por último, si usas bici es importante recordar que, al igual que los autos y motos, las bicis también deben estar estacionadas en lugares específicos determinados por las autoridades. Evita estacionar tu bicicleta en banquetas o afuera de entradas y salidas de edificios o viviendas.