A todos nos ha tocado estar conduciendo tranquilamente hacia nuestra casa u oficina y que de repente algunos conductores comiencen a transformarse en las personas más maleducadas del mundo, lo que provoca que nosotros también saquemos lo peor de nosotros. En miituo, el seguro por kilómetro recorrido, sabemos cuáles son los malos hábitos de los automovilistas que nos definen como personas indeseables para el prójimo; si tú aún no los reconoces, sigue leyendo.

Esta es la lista definitiva de malos hábitos de los automovilistas

Si acostumbras realizar dos o más de estos malos hábitos de los automovilistas, lamentamos informarte que eres de esos maleducados que andan por las calles:


  • Echarte de reversa en lugar de dar la vuelta a la manzana. Típico que vas a dar vuelta en una calle y, por cualquier cosa, no pudiste hacerlo y te pasas. Lo mejor que puedes hacer es dar vuelta en la siguiente calle para llegar a tu destino; por favor, ¿no enciendas las intermitentes para dar reversa, o te ganarás mucho desprecio.
  • No usar las direccionales. Es horrible cuando vas transitando libremente y tienes que frenar en seco porque el vehículo de adelante dio vuelta en la calle sin avisarte; no solo es molesto, sino también muy peligroso. No lo hagas.
  • Ir por el carril confinado. Sí, a todos nos ha tocado estar en un embotellamiento automovilístico que parece no tener fin. Y claro que morimos de envidia al ver que los autobuses transitan libremente gracias al carril exclusivo para ellos; sin embargo, recuerda que es un carril exclusivo, si lo usas, solo generas más tráfico.
  • Tocar el claxon en un embotellamiento. Sabemos que la desesperación que puede ocasionar el tráfico en horas pico puede orillarte a actuar de maneras insospechadas, pero mantener presionado el claxon durante cinco minutos seguidos va a hacer que los demás autos desaparezcan para que nosotros podamos transitar libremente.
  • No respetar los señalamientos de tránsito. Respetar las luces del semáforo es sumamente importante, pero no debemos olvidar otro tipo de señalamientos, como aquellos que marcan los límites de velocidad o las prohibiciones para estacionarse en algunos lugares, como los espacios exclusivos para personas con capacidades diferentes.
  • Ser un buscapleitos. ¿Algún peatón no cruza rápido a la otra acera aún cuando le cediste el paso?, ¿hay una manifestación que te impide manejar a la velocidad que quieres?, ¿otro conductor te está "provocando"? Ten cuidado y mantén la calma; respira hasta diez y piensa que no volverás a ver a esas personas en tu vida, así que evita a toda costa armar una trifulca o podrías ocasionar un accidente.

  • Checa bien estos malos hábitos de los automovilistas y, si te has dado cuenta de que practicas alguno, aún estás a tiempo de cambiarlo. Y como ya estás en camino a ser un buen conductor, no olvides contratar el seguro por kilómetro recorrido que te ofrece miituo, en donde, si manejas cero, pagas cero y siempre estás protegido.


    ¿Qué otro hábito delata a los malos conductores?