Por Magali de miituo


Asumiendo que todos nosotros tenemos un vehículo en casa, o bien, tenemos acceso a un automóvil en el trabajo o alguno de nuestros conocidos, lo más importante es saber cómo funciona para poder usarlo de forma correcta y sacarle todo el provecho posible a todas las herramientas y funcionalidades que nos ofrece.


Pero no solo nos referimos a detalles básicos, como saber cuál es la mejor gasolina para nuestro coche, o cómo escoger unas buenas llantas cuando necesitamos cambiarlas. También debemos saber, por ejemplo, para qué sirve la antena para auto. Si esto te interesa, entonces sigue leyendo el artículo que en miituo, el sitio donde puedes cotizar seguro de auto, hemos preparado para ti.

¿Qué es una antena para auto?

Una antena para auto se trata de una estructura de metal que realiza un proceso de transformación de la electricidad en ondas electromagnéticas y que emiten y reciben este tipo de ondas. Así de simple es la explicación, sin embargo, seguro te estás preguntando para qué están allí o cuántas de estas antenas tiene tu vehículo.

¿Para qué sirve una antena para auto?

De entrada, aunque cada modelo de vehículo es diferente, todos tienen diferente cantidad de antenas; pero el promedio es de 10 dispositivos. Cualquiera podría pensar que las antenas que están en tu coche, solamente sirven para sintonizar la radio del estéreo. Sin embargo, estas sirven para muchas cosas más.


¿Pero entonces para qué se necesitan tantas antenas en un vehículo? Bueno, además de que sirven para sintonizar la radio, también atraen y emiten ondas para proporcionar servicios de conectividad telefónica y de seguridad.


Además, también sirven para brindarte a ti, como conductor, servicios de navegación y posicionamiento, como los GPS para auto, para utilizar el WiFi o el Bluetooth. Incluso, otras antenas se utilizan para poder administrar el acceso al vehículo y hasta para encender el aire acondicionado del auto o la calefacción.


Ahora ya sabes para qué sirven las antenas de tu auto y por qué es tan importante que, si alguna se rompe o se atrofia, la arregles o la reemplaces tan pronto como te sea posible.