Por Magali de miituo


¿Recuerdas todos esos planes que teníamos antes de la cuarentena? Salidas, fiestas, reuniones y, sobre todo, viajes. A veces vemos esos días lejanos con mucha añoranza, sin embargo esos días podrían no estar muy lejos de nuestras vidas, sobre todo porque muchos hemos comprendido la importancia de la cuarentena y de quedarnos en nuestras casas para cuidarnos entre todos.


Y como esta situación algún día va a terminar, nosotros debemos estar preparados para salir de nuevo a la calle sin ningún tipo de temor. Es por eso que hoy en miituo, el seguro de auto por kilómetro, queremos contarte sobre una "herramienta" con la que vas a poder disfrutar de tus vacaciones sin preocuparte por nada. Estamos hablando de la asistencia al viajero; si quieres saber de qué estamos hablando, lee el artículo que te hemos preparado hasta el final.

¿Qué es la asistencia al viajero?

A diferencia de un seguro de viaje en el que el asegurado recibe un reembolso de lo que haya gastado en sus viajes, con la asistencia al viajero, además de estar asegurado, el usuario recibe atención y compañía en todo momento en caso de un siniestro o cualquier eventualidad que ocurra durante su viaje.


¿Y es que a quién no le gusta que le vayan explicando paso a paso cuando no sabes y, sobre todo, si estás en un lugar "desconocido" o si no está tu familia cerca? Es por eso que las personas están acercándose a productos como la asistencia al viajero, en lugar de los ya tradicionales seguros de viajero.

¿Qué incluye una asistencia al viajero?

Básicamente la asistencia al viajero tiene las mismas coberturas que un seguro de viaje tradicional, pero con la diferencia de que te acompañan en todo momento. Además, algunas de estas asistencias tienen "paquetes" que están diseñados exclusivamente con los lineamientos solicitados por algunos países.


A continuación algunas de las coberturas de seguro más habituales en los seguros de viaje:


  • Asistencia médica. Una de las principales razones para obtener este tipo de protección es que la mayoría de los seguros ofrecen asistencia médica. Es decir, imagina que estás de vacaciones en Europa y ruedas por las escaleras del hotel. Tus heridas tienen que ser atendidas por un médico de inmediato, pero tú llevas el dinero justo para lo que habías contemplado dentro de tu viaje, o sea que llevas el presupuesto justo. En este caso, despreocúpate, porque tu seguro de viaje cubre con los gastos médicos, incluso si estos incluyen gastos costosos, como las cirugías, por ejemplo.
  • Cobertura de equipaje. Una de las cosas más comunes en las terminales de transporte aéreo, terrestre o marítimo, es que se pierda el equipaje. Si decides incluir esta cobertura en tu plan, ten la seguridad de que en caso de que pierdas tu equipaje, te lo roben o este sufra cualquier daño, la compañía de seguros te indemnizará por lo que sea que le haya sucedido a tu equipaje y te pagará la cantidad que se haya establecido en la póliza.
  • Defensa legal y jurídica. ¿Te fuiste de viaje y lamentablemente te viste envuelto en problemas legales? Tu compañía de seguros podría ayudarte con una asesoría (que incluso podría ser defensoría) legal y jurídica para que salgas bien librado de cualquiera de esos problemas.