Por Ohtokani de miituo


Si piensas en comprar un auto seminuevo, quizá uno de los aspectos en los que debes prestar mayor atención es el kilometraje, pues da un indicio del uso que se le ha dado al vehículo y el posible desgaste de sus partes.


El kilometraje puede ayudarnos a determinar el estado de un auto seminuevo, pero lo que en realidad se debe considerar con esta cifra es la relación entre el kilometraje y el modelo del auto.


En miituo, al ofrecerte un seguro de auto de pago por km, nos es muy importante que conozcas esta información, sobre todo si vas a adquirir un auto usado y asegurarlo con nosotros. De esta forma, podrás conocer hasta cuánto dinero ahorrarás de inmediato con miituo.

A continuación, explicaremos por qué la relación entre el kilometraje y el modelo del auto permite tener una visión más global del auto seminuevo que vas a adquirir. Por ejemplo, un auto modelo 2019 con 40 mil km no es tan buena opción como un auto modelo 2015 con 25 mil km.


¿Por qué? Porque los autos con un kilometraje anual promedio de entre 10 mil y 15 mil km, indican un uso moderado pero constante del vehículo. Ahora bien, si un auto tiene tres años de antigüedad y un kilometraje mayor a los 35 mil km, no necesariamente significa que tenga algún problema mecánico.


Un kilometraje bajo tampoco implica que el auto será una mejor opción, pues en relación con el año, un kilometraje bajo puede indicar que el auto sólo se ha usado para trayectos cortos y, como sabes, la falta de uso también puede causar problemas en los vehículos.


Es por eso que los expertos en el tema recomiendan que antes de comprar un vehículo seminuevo, además de revisar el kilometraje, se revisen con detenimiento otros aspectos como el estado mecánico y eléctrico, si ha recibido mantenimiento, en cuántas ocasiones y las razones.