Por Magali de miituo


Para nadie es un secreto que el mundo está cada vez más contaminado. Y es que no podría ser de otra manera si es que tomamos en cuenta cuánto tiempo se pierde en el tráfico y que comúnmente todos estos vehículos están encendidos, emitiendo gases contaminantes. Otro de los problemas graves es la generación innecesariamente grande de basura. Y estas situaciones podrían terminar si, por ejemplo, usáramos cada vez más medios alternativos de transporte, o bien, con la ley de plásticos que acaba de entrar en vigor en la Ciudad de México.


Si eres de aquellos que buscan siempre una movilidad sustentableA y cuidar el ambiente, entonces quédate a leer completo este artículo que miituo, el seguro por kilómetro, tiene para ti y conoce todo lo que hay que saber sobre la Ley de Residuos Sólidos, que ya está en vigor en CDMX.

Ley de Residuos Sólidos, ¿qué es?

El Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), creó una política en materia de residuos sólidos con la que busca reducir los niveles de generación de basura en cada una de las etapas en las que se lleva a cabo: generación, almacenamiento, recolección, tratamiento y disposición adecuada. Para poder alcanzar este objetivo, creó un marco regulatorio que la ayuda a supervisar y vigilar que estas acciones se lleven a cabo bajo las normas legislativas.


Así, busca que la ciudadanía contribuya a la reducción y reutilización de los materiales que usa día con día, con lo que la acumulación de basura, principalmente de desechos y residuos sólidos, se verá reducida y, así, los niveles de contaminación bajen. Una de las razones principales de hacer esto es ayudar a la mejora de la calidad de vida de los residentes de la Ciudad de México, ya que, al reducir la generación de basura y tratar la que existe de manera adecuada, se reducen también las posibilidades de generación de infecciones que pueden atacar a niños y adultos por igual.

¿Cómo repercute en tu vida esta ley?

Con la entrada en vigor de esta ley el pasado 1 de enero de 2020, se dio a conocer que una de sus consecuencias más perceptibles es la prohibición de bolsas de plástico de un solo uso, con lo que ahora es inaceptable que se entreguen bolsas en comercios, como los supermercados, por lo que será necesario que los usuarios y clientes lleven sus propias bolsas al acudir a comprar.


Acciones como esta son necesarias ya que, según datos de la Sedema, en la Ciudad de México diariamente se generan 13 mil toneladas de basura, de las cuales un total de 8 mil 600 van a los rellenos sanitarios, mientras que solo mil 900 toneladas son adecuadas para poder ser recicladas. La razón principal de esta legislación es llegar a la meta de no generar basura en CDMX. Se pretende que para 2024, la capital del país genere solamente dos mil toneladas de basura al día; y que para 2030, esta ciudad no envíe basura a los rellenos sanitarios.


Es por esto que la ley no solo contempla la prohibición de bolsas de plástico regular y del llamado "biodegradable", sino que también establece multas para aquellos negocios que no cumplan con la reglamentación vigente. Las sanciones podrían ser desde los 42 mil pesos, y llegar hasta los 170 mil pesos mexicanos para quienes no cumplan con la ley; sin duda multas que hacen pensar dos veces a cualquiera.


Sin embargo, esta ley también establece que hay casos específicos en los que sí se permitirá el uso de las bolsas plásticas, como son, por ejemplo, para alimentos que podrían transmitir bacterias, como en el caso de las carnes de origen animal, o todos aquellos en los que se comprometa la salubridad y la higiene.


Como ves, todo esto es una táctica del gobierno para que nos libremos de crear más desechos y tengamos una ciudad más limpia y amigable para nosotros mismos. Una de las acciones que puedes realizar para ayudar a llegar a estas metas, es comenzar a hacerles ojitos a los autos eléctricos en México, ya que estos contaminan menos y algunos tienen precios muy accesibles.