Por Magali de miituo


No hay nada peor que esperar ansiosos los días de pago, independientemente de si tu sueldo es en quincena, catorcena, mensual o semanal. Y es que muchos de nosotros aún no sabemos cómo administrar una tarjeta de crédito, por ejemplo, o simplemente no hemos practicado realmente los métodos efectivos para ahorrar. El caso es que, para algunos, llegar a la "quincena" es muy difícil porque nos quedamos sin dinero antes de tiempo.


Y es que otra de las razones es que es muy probable que nuestro dinero se esté yendo al desagüe incluso sin que nos demos cuenta. ¿Pero cómo es esto posible? Todo se lo debemos a los temidos gastos vampiro. Si todavía no te queda claro qué es esto, despreocúpate, porque en miituo, el seguro por kilómetro recorrido, te vamos a contar todo al respecto para que sepas cómo evitarlos y cuidar bien de tu dinero.

¿Qué son los gastos vampiro?

¿Cuántas veces te ha pasado que vas al cajero a sacar dinero y de repente te das cuenta de que en tu cuenta hay menos dinero del que pensabas? Y cómo no, si nunca nos dimos cuenta de que el dinero se nos escurrió entre las manos gracias a los gastos vampiro que ni siquiera notamos.


Los gastos vampiro son aquellos gastos pequeñitos que, aunque parecen inofensivos cuando los gastas de forma individual, una vez que los ves en su conjunto, te das cuenta de que son un gasto mucho mayor a lo que tenías contemplado. Los gastos vampiro son todos aquellos "lujos" y "gustitos" que nos permitimos y que no cuestan más de 20 o 25 pesos; pero que cuando te das cuenta, ya superaron los 45 mil pesos al año.

¿Cómo deshacerse de los gastos vampiro?

Si sientes que los gastos vampiro se están apoderando de ti, aquí tienes cinco consejos que te ayudarán a deshacerte de ellos y con las cuales vas a poder tener unas finanzas personales más sanas y una capacidad de ahorro mucho más alta. Sin más, aquí los tienes:


  • Empieza a ahorrar ya. Es imprescindible que seas exigente contigo mismo y que comiences a ahorrar la mayor cantidad de dinero posible. Esto te ayudará no solo a tener dinero en caso de alguna emergencia, sino a decirles adiós a los gastos vampiro. Si de plano crees que no puedes, no te preocupes porque la tecnología está de tu lado; baja alguna de las apps para ahorrar que están en Internet y comienza a ejecutar tu plan de ahorro.
  • Identifica tus emociones. Ya sé, puede sonar muy metafísico, pero está comprobado que nuestras emociones está conectadas con nuestra forma de gastar. Es por eso que tienes que reflexionar sobre cuáles son los sentimientos que te podrían estar provocando gastar en cosas que no necesitas y que, además, muchas veces podría tratarse de gastos mucho más grandes que los gastos vampiro.
  • Revisa cuáles son los gastos realmente innecesarios. Igual estás pagando una suscripción al gimnasio y solo vas una vez cada quince días; o podrías estar pagando cinco servicios de streaming y el trabajo no te deja ver una serie en semanas. Haz una lista de todos esos gastos mensuales y periódicos que estás haciendo y revisa cuáles son realmente necesarios o que de veras estés usando con provecho. Los que no, diles adiós y prepárate para tener más dinerito en tu cartera.
  • Adiós a los antojitos. Ya sabemos que cada que salimos se nos antoja que el cafecito, un dulce, un cigarrito o cualquier otra cosa que parece no ser tan cara y que nos podemos dar "el lujo" de comprar. Sin embargo, es allí donde los gastos vampiro hacen de las suyas, así que es momento de que les digas adiós a todos esos antojitos y comiences a recuperar tu dinero.
  • Recupera tu dinero. No basta solo con no gastar en antojitos o en esos servicios que no usas, sino que ese dinero debe ir directo a la cuenta de ahorro. No reemplaces un gasto por otro; es mejor que ese dinero lo guardes y así comiences a hacerte el hábito de tener dinero para algo mucho más grande o para las emergencias.