Por Katherine de miituo


Hans Christian Andersen dice que “viajar es vivir” y es que viajar es una de las maneras más especiales para conocernos y conocer todo cuanto nos rodea, sin embargo, sabemos que no siempre es fácil y que, además de tiempo, necesitamos dinero. En miituo, tu seguro de pago justo, te compartiremos cómo puedes visitar ese destino soñado.


Viajar es adentrarse en mundos desconocidos, conocer lugares y personas que, quizá, nunca hubiéramos imaginado. Además, puedes elegir si quieres un destino para relajarte o uno que tenga aventuras más extremas. Lo que sí es seguro es que hay un lugar esperando para maravillarte. Si tienes un lugar, país o ciudad en mente sigue leyendo porque te ayudaremos para que puedas estar ahí.

¿Cómo ahorrar para viajar?

  • Elige tu destino.

    Quizá en este momento ese viaje de varios días o, incluso, fuera del país te parezca una locura, pero es posible con la planeación adecuada. ¿A dónde siempre has querido ir? ¡Es tu momento! Investiga cuánto dinero será necesario y fija una meta de ahorro. Considera: transporte, alojamiento, comidas, seguro de viajero, gastos en el lugar y ten una reserva para los gastos inesperados.


  • Analiza tus finanzas

    Anota tus ingresos y tus gastos, sobre todo, los fijos. Así sabrás cuánto podrías ahorrar a la semana o mensualmente. Elimina los gastos innecesarios. Te invitamos a leer Deshazte de los gastos vampiro con estos consejos. En nuestro artículo Cómo ahorrar dinero en temporada de ofertas y descuentos, encontrarás más tips para ser un comprador más inteligente y gastar solo en lo necesario.


  • Encuentra un cómplice

    Una motivación adicional será tener un familiar, pareja o amigo con quien compartir esta aventura. Además, así podrán ahorrar juntos y planear con alguien siempre es más fácil porque dos mentes piensan mejor que una.


  • Busca la mejor opción para ahorrar

    Si tu viaje será corto y no te sientes tentado a tomar dinero de tu alcancía de cochinito, quizá esta opción sea para ti. Si irás a un viaje más largo, podrías optar por un método de ahorro más formal como una caja de ahorro o una cuenta en el banco. También, investiga si tu banco tiene la opción para ahorrar por un determinado tiempo para un objetivo en específico. Elige la opción que más te convenga de acuerdo a tu meta. ¡No uses este dinero para otra cosa!


  • Planea tus actividades y reservarlas con anticipación

    Una parte muy importante es investigar sobre el sitio al que quieres ir. Seguramente, te convendrá más viajar en temporada baja o quedarte en un Airbnb que en un hotel. También, haz una lista de los accesos para las atracciones que quieres visitar y revisa si las puedes comprar online o con algún descuento.


  • Sigue el tipo de cambio

    Si viajarás a otro país diferente al tuyo, investiga en diferentes bancos el tipo de cambio para que puedas elegir cambiar en el momento más favorable. Será más fácil decidir en qué momento cambiar si monitoreas con anticipación.


  • Descarga apps

    Las apps llegaron para facilitarnos la vida y usarlas para planear tu viaje no es la excepción. Puedes hacer desde una lista de todo lo que necesitarás, planeaciones, presupuestos hasta descargar una app para ir practicando el idioma de otro país.

  • Recuerda que ahorrar implica hacer elecciones de compra en las que tengas los mejores productos y servicios al mejor precio. Ahorra para viajar en tu seguro de auto. ¡No pagues anualidades! Asegura tu auto a un precio justo con miituo, tu seguro de pago justo.


    Con lo que ahorraras en miituo te alcanzará para ir a tu destino soñado. Puedes elegir entre el seguro de pago por kilómetro, si es que usas muy poco tu auto o pago fijo de miituo, si es que lo usas para ir a todas partes. En ambas modalidades tendrás una tarifa personalizada y pagarás al mes una cantidad justa. ¡Conócenos! En nuestro artículo Cómo funciona miituo encontrarás toda la información que necesitas.


    ¡No le temas a la aventura! Toda la realidad empezó con un sueño así que tú elige tu destino, ahorra con estos consejos y ¡ve por él!