Por Éric de miituo


El segmento de movilidad con autos eléctricos en todo el mundo puede ser pequeño en la actualidad, pero la tendencia de crecimiento es indiscutible. Sin embargo, existen varios retos para que esta transición pueda avanzar a los ritmos que se desearían. En miituo, el sitio donde puedes cotizar seguro de auto, te contamos cuáles son los principales.

El origen del problema

Como ya sabemos, el cambio climático es el principal motor que nos motiva a reducir las emisiones causadas por el transporte. Sin embargo, en México, como en muchos de los mercados latinoamericanos (e incluso otros mercados en desarrollo a nivel mundial), la adopción de autos eléctricos es casi nula debido, principalmente, a temas de costos de adquisición y las condiciones para un uso cómodo (estaciones de carga, distancias de cobertura por capacidades de carga, etc).

¿Por qué son tan caros los autos eléctricos?

El precio es un elemento que desmotiva en mercados emergentes, mismos que se caracterizan por ser conscientes de los costos. Y son precisamente los costos de baterías de larga duración (litio-ion) y su producción, aquellos que aún no logran ser accesibles para las economías de escala. Actualmente, los costos de la batería por sí solos comprenden, aproximadamente, entre el 25 y el 50% del precio de un vehículo eléctrico.


La mayoría de las soluciones de transporte ligero de bajo costo (motocicletas y bicicletas eléctricas) en México, se basan en baterías de plomo-ácido (plomo inundada en ácido) con rangos de duración de 50 km por carga. Estas baterías representan costos significativamente menores a los de las baterías de litio-ion, que generalmente se usan en vehículos de alto desempeño. Son baterías libres de mantenimiento, comúnmente llamadas baterías "selladas". Y aunque las ventajas de las baterías de litio-ion son superiores, el costo por Kilowatt hora es significativo.

¿Cómo podemos resolver la falta de estaciones de carga para autos eléctricos?

Aunque la mayoría de los conductores no cubre más de 80 km en un día de manejo, existe la ansiedad de encontrar una estación de carga y que esta funcione. Además, es común que un auto de uso diario también sea el auto familiar para salir los fines de semana en distancias mayores a 80 km.Esto podría resolverse con un número mayor de estaciones de carga y los retos de ello son:


  • Mejorar los precios. Habría que eliminar ese círculo vicioso entre la falta de proveedores de estación de carga, debido al bajo volumen de demanda de autos eléctricos.
  • Favorecer los incentivos gubernamentales para apoyar la adopción de autos eléctricos. México, a nivel federal, se ha mostrado tímido en las propuestas de apoyo para los autos eléctricos. Los gobiernos locales han tomado la iniciativa, por ejemplo, en CDMX, Estado de México y Jalisco están exentos de verificación de contaminantes, desafortunadamente no tienen la fuerza aún para poder escalar.

  • A pesar del interés general de consumidores para la adopción de autos eléctricos por sus beneficios en términos contaminantes y calidad de vida, para poder desarrollar el ecosistema de autos eléctricos se requiere que todos participemos de manera organizada; aún así, su uso sigue creciendo.


    Y si eres uno de los que ya usan un auto eléctrico, no olvides protegerlo; para eso, no hay nada como el seguro por kilómetro recorrido de miituo, con el que puedes ahorrar y cuidar tu carro al mismo tiempo. ¿Qué esperas para cotizar seguro de auto en nuestra página y comprobar que, si manejas poco, pagas poco?