Por Aura de Querido Dinero


Un buen skincare, un make up espectacular, un outfit triunfador, dormir 8 horas en promedio y despertar con actitud al cien, son elementos básicos para brillar en sociedad.


Esta rutina de cuidado propio debemos tenerla presente todos los días, pero muy aparte de eso se necesita hablar y conocer de los efectos secundarios que provocan las deudas (y que sin duda te afectan física y emocionalmente).


Un divorcio, la pérdida de empleo, un fenómeno natural o las compras impulsivas son algunos de los muchos ejemplos que nos llevan a contraer una deuda.


Una investigación de la Universidad de St. Andrews indica que los síntomas más frecuentes que presenta una persona que debe más de lo que gana son poca motivación para hacer sus actividades, desesperanza y ansiedad.


¿Te has sentido alguna vez así a causa de algún adeudo? Hoy es buen momento para conocer a fondo las consecuencias de estos síntomas y las alternativas para superar esta mala racha; recuerda que a medida de que nuestras deudas crecen, nuestro bienestar físico y emocional se debilita. Si te identificas, en miituo.com tenemos para ti los mejores tips para reducir tus molestias por tu estatus financiero.

Los daños de las deudas que no se ven

¿Te sientes estresada? Las deudas causan frustración y enojo, no está nada cool vivir con lo justo y tronándote los dedos para que el dinero te alcance hasta fin de mes.


  • Tip 1. A grandes males, grandes remedios. Identifica la causa de tu endeudamiento y córtalo de raíz. ¿Qué se necesita? Un psicólogo financiero (mejor conocido como asesor financiero) que te ayude a identificar por qué estás tan endeuda, sólo así sabrás por dónde empezar y cómo liberarte de tanta deuda.
  • Tip 2. Elimina tu pensamiento sea cortoplacista. Si únicamente te enfocas en tus deudas actuales (a corto plazo), será muy difícil que proyectes a futuro, ¿qué onda con tu jubilación?, ¿tu ahorro para el retiro? Probablemente todo esto no está en tus planes, pero es igual de importante que tus gastos/deudas actuales.
  • ¿Alguna vez has sentido ansiedad?

    La ansiedad y las deudas están perfectamente conectadas. Sentirte preocupada porque debes dinero, miedo a que los del banco embarguen tu casa o pensar en mil escenarios que ni siquiera han pasado (y ni van a pasar) son síntomas de que estás experimentando ansiedad.


    ¿Qué pasaría si le doy otro enfoque a mi ansiedad? Tu mente es poderosa, puede destruirte en segundos o construirte a la quinta potencia. Imagínate si utilizas todo ese poder de tu mente para creer que todo de alguna forma mejorará, (de momento no algo tangible, pero estarás mejor y sin duda es un buen comienzo).


    Prueba con esta rutina:


  • Ubica 5 cosas que puedas ver
  • 4 cosas o personas que puedas oír
  • 3 cosas que puedas sentir
  • 2 que puedas oler
  • 1 que puedas saborear

  • (Todas deben ser cosas que estén a tu alrededor).

    ¿Andas bajoneada?

    El estudio Effect of mortgage debt on health indica que las deudas ligadas con pagos hipotecarios, créditos universitarios (deudas o inversiones a largo plazo), provocan mayores incidentes de obesidad y diabetes, dando como resultado síntomas depresivos que con el tiempo podrían agravarse mucho más.


    Si tienes deudas a largo plazo, pon atención en esto:


    Las inversiones o “deudas” a largo plazo son instrumentos en los que pones parte de tu dinero y esas ganancias se verán a futuro, así que en caso de emergencia financiera no podrás disponer del dinero que estás ahorrando hasta que el plazo de tu inversión se cumpla, (por eso te conviene tener un fondo de emergencia).


  • Conservador: Consiste en ahorrar la cantidad necesaria para cubrir tus gastos durante 6 hasta 8 meses. Si llega a pasar una tragedia, tendrás suficiente tiempo para recuperarte y actuar con tranquilidad .
  • Tradicional: Ahorra la cantidad necesaria para cubrir tus gastos totales durante 3 meses y ante cualquier imprevisto deberás adecuar tu estilo de vida para gastar menos.
  • ¿Qué es el espiral de deuda y por qué evitarlo?

    Un espiral de deuda es un círculo de nunca terminar. La gente con deudas está preocupada por las deudas, por lo tanto su preocupación los lleva a paralizarse con el pago de esas deudas. Sus deudas interminables afectan su salud y no se cuenta con el dinero suficiente para ir al doctor. La mala salud afectará tu rendimiento en el trabajo. No tener trabajo hará que tu deuda incremente. Todo esto te hará sentir mucho más preocupada que al inicio.

    No te preocupes, mejor ocúpate

    Ya para terminar, te dejamos una lista que te ayudará a mejorar tu estado de ánimo porque (de alguna forma) mejorará tu estado financiero.


  • No esperes a que las deudas te sobrepasen.
  • Todo estará bien pero recuerda que todo lleva su tiempo.
  • No necesitas trabajar más, necesitas trabajar mejor.
  • Relaja el cuello, los hombros, la mandíbula y respira hondo.
  • No olvides tu skincare, tu make up espectacular, tu outfit triunfador, dormir 8 horas en promedio y despertar con actitud.