flamas hotweek
autos de salvamento

Autos de Salvamento ¿Qué son y Cómo funcionan?

Te compartimos toda la información sobre los autos de salvamento, costos, además de las ventajas y desventajas de este tipo de adquisiciones.

Si estás pensando en comprar un auto de salvamento, es fundamental que te informes acerca de}: en qué consisten, por qué suelen tener un precio más bajo que otros vehículos y si es posible asegurarlos de la misma manera que cualquier otro coche.

En la actualidad, es común que las compañías de seguros lleven a cabo subastas de carros recuperados o autos de salvamento. En miituo el mejor seguro de pago por kilómetro, queremos que estés al tanto de toda la información relacionada con el mundo automovilístico. A continuación te damos todos los detalles.

¿Qué son los autos de salvamento?

Los autos de salvamento son vehículos que han sufrido accidentes graves y han sido declarados como pérdida total. No obstante, las compañías de seguros los adquieren, reparan y luego los ponen a la venta a un precio por debajo de su valor en el mercado. 

Cuando un automóvil se considera una pérdida total, la persona asegurada cede la propiedad del carro a la aseguradora como parte del proceso de recibir una indemnización.

Estos vehículos, o sus partes, se comercializan con documentación de la aseguradora, lo que a menudo genera preocupación y desconfianza en las personas interesadas en comprarlos nuevamente.

Cómo funciona el salvamento en seguros

El funcionamiento del salvamento en seguros en un automóvil significa que éste ha estado involucrado en un accidente, por lo mismo la aseguradora debe hacer una evaluación que considera:

  • los daños y el costo de reemplazar las piezas dañadas
  • se determina que repararlo sería más costoso que indemnizar al cliente por el valor total de la póliza. 

A partir de esta declaración, el vehículo se convierte en un vehículo de salvamento y se inician una serie de procedimientos.

Cotiza un seguro por km o seguro de pago fijo

Procedimiento para determinar que un auto es de salvamento

Procedimientos Descripción
Evaluación de daños Se basa en el valor del vehículo antes del accidente y el costo de las piezas y la mano de obra necesarios para restaurarlo.
Valoración del vehículo Se conoce como el valor de mercado actual. Si los costos de reparación superan este valor, se considera una pérdida total.
Declaración de pérdida total Si los costos de reparación superan el valor del vehículo, las aseguradoras declara el vehículo como una pérdida total. 
Indemnización al asegurado Generalmente corresponde al valor en efectivo del vehículo antes del accidente, menos cualquier deducción, franquicia o depreciación que se aplique según los términos de la póliza.
Transferencia de propiedad El asegurado(a) cede la propiedad del vehículo a la aseguradora, y ésta se convierte en la propietaria legal del vehículo siniestrado.
Venta o desguace Puede optar por vender el vehículo dañado en su totalidad con la documentación correspondiente a un comprador dispuesto a asumir la reparación

También puede desmontar el vehículo y vender sus piezas por separado, o incluso enviarlo a un desguace si no es adecuado para su reparación o reventa.

¿Qué es la venta de salvamento? 

La venta de salvamento generalmente implica la emisión de una factura de aseguradora que informa sobre el historial del vehículo y los daños previos. 

Esto puede generar cierta desconfianza en las y los compradores, ya que saben que el vehículo ha estado involucrado en un incidente grave. 

Sin embargo, los autos de salvamento a menudo se venden a precios más bajos que los vehículos en condiciones normales, lo que puede atraer a personas interesadas en repararlos o utilizarlos para obtener piezas a un costo más bajo. 

Es importante que quienes adquieran el coche estén bien informados sobre el estado del vehículo y realicen una inspección detallada antes de comprar un carro de salvamento.

¿Un auto de salvamento y un auto de recuperación son lo mismo?

No, un auto de salvamento y un auto de recuperación no son lo mismo, aunque ambos términos se relacionan con vehículos que han tenido problemas previos, como accidentes o pérdidas. Aquí te explicamos las diferencias:

  • Auto de Salvamento: Un auto de salvamento es un vehículo que ha sido declarado como pérdida total por una compañía de seguros debido a daños significativos o pérdida de valor. 

Estos vehículos generalmente han sufrido accidentes graves u otros eventos que han causado daños que superan el valor del vehículo. 

Después de esta declaración, la aseguradora se convierte en propietaria del vehículo y puede optar por venderlo en su estado actual o desmantelarlo para vender sus piezas.

  • Auto de Recuperación: Es un vehículo de salvamento que ha sido reparado y reconstruido después de haber sido declarado como pérdida total. 

Los propietarios o talleres de reparación adquieren estos autos de salvamento y los restauran para que vuelvan a ser aptos para circular.  Después de la reconstrucción, estos vehículos pueden ser titulados nuevamente y volver a estar en la carretera. Sin embargo, se les asigna un título especial que indica que el vehículo fue reconstruido, lo que puede afectar su valor de reventa.

Ambos tipos de vehículos suelen venderse a precios más bajos que los vehículos en condiciones normales debido a su historial de daños, pero los autos de recuperación han pasado por un proceso de reparación y reconstrucción.

Venta de salvamentos de aseguradoras

La venta de salvamentos de aseguradoras se refiere a la comercialización de vehículos que han sido declarados como pérdida total  debido a daños significativos o pérdida de valor. 

El proceso de venta de salvamentos de aseguradoras implica varios pasos:

  1. Evaluación de daños: Cuando un vehículo asegurado sufre un accidente u otro evento cubierto por la póliza de seguro y los costos de reparación superan el valor del vehículo, la aseguradora realiza una evaluación para determinar la extensión de los daños y el costo estimado de las reparaciones.
  2. Declaración de pérdida total: Si se determina que los costos de reparación superan el valor del vehículo, la aseguradora declara el vehículo como pérdida total o pérdida de mayor cuantía.
  3. Indemnización al asegurado(a): El propietario del vehículo recibe una indemnización por parte de la aseguradora, que generalmente corresponde al valor en efectivo del vehículo antes del accidente.
  4. Transferencia de propiedad: El vehículo siniestrado pasa a ser propiedad de la aseguradora.
  5. Venta o disposición del vehículo: La aseguradora tiene varias opciones con respecto al vehículo de salvamento:
    • Venta del vehículo completo: Puede optar por vender el vehículo en su estado actual a compradores dispuestos a asumir la responsabilidad de repararlo o utilizarlo para piezas.
    • Venta de piezas: También puede desmontar el vehículo y vender sus piezas por separado.
    • Desguace: En casos en los que el vehículo esté en un estado irreparable o muy dañado, la aseguradora puede enviarlo a un desguace donde se desmantela y se reciclan sus componentes.

cuanto cuestan los autos de salvamento

¿El auto de salvamento es una cobertura de seguros? 

No, el término auto de salvamento no se refiere a una cobertura de seguros, sino que describe un estado o condición del vehículo que ha sido declarado como pérdida.

En cambio, las coberturas de seguros de autos están relacionadas con los tipos de riesgos que una póliza de seguro puede cubrir para un vehículo. Algunas de las más comunes en seguros de automóviles incluyen:

En miituo incluimos todas estas coberturas al contratar tu seguro de cobertura amplia, para que tengas la tranquilidad de que si tu auto es robado o declarado pérdida total por siniestro o algún desastre natural tendrás la mejor protección.

¡Cotiza aquí tu cobertura de pérdida total!

Autos de salvamento y las aseguradoras

El término auto de salvamento se utiliza para describir vehículos que han sido evaluados por una aseguradora y se ha determinado que su reparación es más costosa que su valor en efectivo, lo que lleva a la aseguradora a declararlos como pérdida total. 

Estos vehículos, después de ser declarados como pérdida total, pueden ser vendidos en su estado actual o reconstruidos y revendidos, pero esto no es una cobertura de seguro en sí mismo.

Ventajas y desventajas de los autos de salvamento

Los autos de salvamento, tienen tanto ventajas como desventajas. Aquí te presentamos algunas de las principales en caso de que consideres adquirir uno de estos vehículos:

Ventajas Desventajas
Precio más bajo: Los autos de salvamento generalmente tienen un precio de compra más bajo en comparación con vehículos similares en mejores condiciones.  Desconocimiento del historial: No siempre se sabe con precisión la magnitud de los daños que sufrió el vehículo ni cómo se repararon. Esto puede ocultar problemas que resultan ser costosos de corregir.
Potencial para ahorrar en reparaciones: Algunos compradores con habilidades mecánicas pueden comprar un auto de salvamento y repararlo ellos mismos o a través de un taller de reparación a un costo menor que comprar un vehículo en buenas condiciones. Problemas de seguridad: Las reparaciones en autos de salvamento pueden no cumplir con los sistemas de seguridad adecuados, lo que podría poner en riesgo a los ocupantes en caso de un accidente.
Amplia selección de modelos y marcas: Puedes encontrar una amplia variedad de modelos y marcas de autos de salvamento disponibles, lo que aumenta tus opciones de elección. Depreciación: Los autos de salvamento generalmente tienen un valor de reventa significativamente menor que los vehículos en buenas condiciones, lo que podría dificultar la venta en el futuro.
Recambio de piezas: Los autos de salvamento a menudo pueden servir como fuente de repuestos a un precio más bajo que los repuestos nuevos de la agencia. Posibles sorpresas en reparaciones: Los compradores pueden encontrarse con problemas no detectados en la compra, lo que podría resultar en gastos inesperados en reparaciones.

En resumen, la compra de un auto de salvamento puede ser una opción viable para personas que conocen los riesgos y están dispuestas a realizar una investigación exhaustiva y a realizar reparaciones o mejoras si es necesario. 

Sin embargo, es importante ser consciente de las posibles desventajas y considerar cuidadosamente las implicaciones antes de tomar una decisión. La opinión de un mecánico de confianza y una inspección completa del vehículo son recomendables antes de comprar un auto de salvamento.

¿Cómo puedo saber si me vendieron un auto de salvamento?

Para determinar si te han vendido un auto de salvamento, puedes seguir estos pasos:

  • Revisa la documentación del vehículo:

Verifica el título de propiedad o factura del automóvil. Busca cualquier mención de “Salvamento” o “Reconstruido”. Si encuentras alguna de estas etiquetas en la documentación, es una señal de que se trata de un auto de salvamento.

  • Solicita un informe del historial del vehículo:

Puedes obtener un informe del historial del vehículo a través de servicios en línea o consultando directamente con el vendedor. Este informe debe mostrar cualquier registro de pérdida total, daño importante o cambio en el estado del vehículo.

  • Realiza una inspección visual:

Observa el vehículo cuidadosamente para detectar signos de reparaciones extensas o problemas estructurales. Esto puede incluir diferencias en la pintura, paneles desalineados, soldaduras evidentes o cualquier indicio de daño importante.

  • Consulta a un mecánico de confianza:

Lleva el automóvil a un mecánico de confianza para que realice una inspección completa. Los mecánicos experimentados pueden detectar signos de reparaciones importantes o daños ocultos.

  • Verifica el valor del vehículo:

Compara el precio por el que compraste el vehículo con el valor de mercado de un automóvil similar en condiciones normales. Si pagas significativamente menos de lo que sería el valor de mercado, podría ser una señal de que se trata de un auto de salvamento.

  • Contacta a la aseguradora:

Si tienes dudas sobre el historial del vehículo, puedes comunicarte con la aseguradora que figura en la documentación del vehículo o con la que te proporcionó el seguro (si lo tienes). Pregunta si tienen registros del vehículo como una pérdida total en el pasado.

  • Realiza una búsqueda en línea:

Investiga el número de identificación del vehículo (VIN) en línea para ver si hay información sobre el historial del vehículo en páginas como Repuve, o si ha sido reportado como un auto de salvamento en bases de datos públicas o privadas.

  • Consulta a la Dirección General de Tránsito:

En México, puedes comunicarte con la SEMOVI de la CDMX para verificar el historial del vehículo y obtener información sobre su estatus.

Recuerda que es fundamental verificar antes de comprar un vehículo usado, especialmente si sospechas que podría ser un auto de salvamento. 

Si descubres que te han vendido un auto de salvamento sin que te lo hayan informado adecuadamente, es importante comunicarte con el vendedor para abordar la situación. En algunos casos, podrías tener derechos legales para resolver el problema.

¿Se pueden asegurar por km autos de salvamento?

Algunas compañías de seguros en México ofrecen pólizas para autos de salvamento, pero generalmente imponen restricciones y condiciones específicas.

No todas las aseguradoras cubren vehículos que han sido recuperados, incluso si lo hacen, suelen limitar la indemnización, generalmente pagando entre el 80% y el 60% del valor del vehículo según la factura original. Algunas compañías también requieren una inspección física previa antes de proporcionar cobertura.

Si tienes un vehículo de este tipo o estás considerando comprar uno, es importante que lo informes y aclares esta situación con tu agente y la aseguradora. Antes de adquirir un vehículo de salvamento, es recomendable preguntar por la causa del siniestro. 

Si la unidad fue declarada como pérdida total debido a una colisión, debes asegurarte de que esté completamente reparada. Algunos puntos a verificar incluyen:

  • Asegurarse de que las bolsas de aire no hayan sido activadas, ya que esto podría causar múltiples problemas eléctricos.
  • Verificar que el chasis no esté desalineado.
  • Asegurarse de que el impacto no haya afectado la flecha de transmisión, ya que una reparación deficiente podría resultar en una pérdida de tracción del vehículo.
  • Comprobar que la dirección no haya sufrido daños, ya que podrías perder el control del vehículo.
  • Investigar si el motor sufrió daños directos y, en caso de reparación, determinar si fue reemplazado o reparado adecuadamente.

En miituo solamente aseguramos autos que sean particulares y a partir del año 2000, sin embargo, ofrecemos las mejores coberturas al precio más accesible del mercado para los coches que no cuenten con factura de aseguradora.

Somos la única aseguradora con la que no pagas nada si decides no usar tu auto durante el mes. 

Nuestro servicio de pago por kilómetro está diseñado para brindarte la mejor protección al precio más bajo.

¡Cotiza aquí tu seguro de pago por kilómetro!

¡ Suscribete a nuestro newsletter