Por Katherine de miituo


Sabemos que tu auto es mucho más que un medio de transporte, se ha convertido en parte indispensable de tu vida y, hasta podríamos decir que, es parte de tu familia. Y como un gran poder conlleva grandes responsabilidades, en miituo te ayudamos a saber cómo cuidar el planeta y preservar la capa de ozono para que seas un conductor responsable.


La capa de ozono suena a un lugar muy alejado del planeta y lo está. Se ubica más allá de la atmósfera terrestre, en un sitio que se conoce como estratosfera. A diferencia de las nubes o las estrellas, es invisible para nuestros ojos, sin embargo, es imprescindible para que la vida exista tal y como la conocemos.


Esta barrera de gas funciona como un escudo protector de los rayos del sol porque absorbe la radiación ultravioleta (UV), dañina para las especies de nuestro mundo. De manera cotidiana, este gas se destruye durante el ciclo natural del ozono, sin embargo, desde hace unas décadas los humanos hemos contribuido a su deterioro.

Mario Molina, mexicano, premio Nobel de Química, junto con otros científicos predijeron el adelgazamiento de la capa de ozono como consecuencia de la emisión de ciertas sustancias, como los clorofluorocarbonos (CFC). Estos químicos, además de ser un trabalenguas, se emplearon cada vez más en refrigeradores, aires acondicionados, aerosoles y en la fabricación de espumas plásticas alrededor del mundo.


Estos químicos se concentraron sobre la Antártida a finales de la década de los 70 y a inicios de los 80 creando el llamado “agujero de la capa de ozono”. Y a pesar de que, se firmó un acuerdo internacional para limitar el uso de sustancias que destruyen estos gases, actualmente, no hemos recuperado nuestro escudo protector por completo

Las consecuencias por no cuidar la capa de ozono son:

  • Afectaciones a la salud humana, por ejemplo: en la piel, en los ojos y en el sistema inmunológico.
  • La radiación ultravioleta cambia la composición química de diversas especies de plantas. Los cultivos y los bosques se ven seriamente afectados.
  • Daños en algas, crustáceos y peces que son base de la cadena alimenticia del océano.
  • Aceleración del cambio climático. La radiación UV incrementa el nivel del smog superficial.
  • Materiales como la madera, el plástico o el caucho se deterioran por la alta exposición solar.
  • Y yo, ¿cómo cuido el planeta y su capa de ozono?

    Nuestras acciones, en cualquier parte del mundo, tienen consecuencias para el medio ambiente y, por supuesto, tenemos en nuestras manos la posibilidad de contribuir a mejorar la salud del planeta siendo consumidores responsables. En miituo te compartimos cómo puedes preservar la capa de ozono para seguir disfrutando de él:


  • Consume responsablemente y revisa las etiquetas. Al comprar algún spray o aerosol, para ti o para tu auto, revisa que en su composición no tengan gases CFC.
  • Utiliza electrónicos y electrodomésticos de bajo consumo.
  • Revisa tu calefacción. Si tienes alguna, asegúrate que no emita los gases CFC, sobre todo, si tu aparato es antiguo.
  • Planta un árbol. A escala planetaria todo suma. Un árbol puede absorber 21.7 kg de carbono atmosférico a lo largo de su vida.
  • Compra productos de kilómetro cero: Elige productos locales, de temporada y no aquellos que no tengan que recorrer todo el mundo para llegar hasta tus manos.
  • En el artículo sobre la movilidad sustentable, te compartimos que caminar, usar la bicicleta y elegir el transporte público son una forma de reducir la contaminación atmosférica. También, te invitamos a conocer en nuestro blog las ventajas de usar transportes alternativos.

  • Apuesta por usar menos tu auto. Recorrer menos kilómetros es una forma de contribuir a cuidar la capa de ozono, y por supuesto, tu economía. miituo es el seguro ideal para quienes usan su automóvil esporádicamente porque solo pagas por los km que recorres.


    No olvides que una capa de ozono sana protege la salud de todos los que habitamos la Tierra: seres humanos, plantas y animales; favorece la conservación de ecosistemas; la existencia de ciudades menos contaminadas y economías más estables. ¡Hagamos lo que está en nuestras manos para cuidar el planeta y para ser conductores responsables!