Por Rocío de miituo


Estamos en pleno reinado de Tláloc y las lluvias han sido cosa de todos los días últimamente. Mientras las lluvias sean leves podemos circular tranquilamente, la dificultad se asoma cuando Tláloc hace muestra de su poderío y las lluvias se tornan abundantes.


Ante las lluvias y las potenciales inundaciones, podemos encontrarnos dos escenarios:


Ya ibas en tu trayecto cuando, de pronto, no solo llueve sino que la lluvia se vuelve copiosa y las calles se comienzan a inundar.


Dejaste tu carro estacionado y las lluvias se intensifican al grado de inundar las calles y todo lo que en ellas se encuentra, incluido tu auto.


En ambos escenarios, tener o no tu carro asegurado es lo que marcará la diferencia. Si lo tienes, y dependiendo la cobertura, posiblemente hay solución. Si no tienes tu auto asegurado y ya pasaste por esta experiencia, sabrás la importancia de contratar un seguro. Y si aún no has vivido una inundación y no tienes asegurado tu carro, es buen momento de cotizar tu seguro con miituo.


Independientemente de tu situación y mientras te decides a cotizar, en caso de que aún no asegures tu carro, te compartimos algunas sugerencias.

¿Qué hacer para cuidar tu carro de las inundaciones?


  • Si ha habido antecedentes de inundaciones en la zona donde vives o las autoridades han hecho los pronósticos de lluvias torrenciales y posibles inundaciones, no salgas, evita exponerte.
  • Si es necesario salir, evita circular por calles con tendencia a las inundaciones o a las corrientes fuertes, recuerda siempre mantenerte a salvo y cuidar tu carro.
  • Si te encuentras atrapado en el tráfico y el nivel del agua se incrementa rápidamente, apaga tu auto. De ser necesario y si es posible, sal del carro para mantenerte a salvo.
  • Si tu auto estacionado se inundó, no lo prendas hasta que llegue tu ajustador para que podamos hacer la evaluación de daños respecto a tu cobertura.
  • Circula despacio en caminos encharcados o ligeramente inundados, para mantener el control, accidentes y fallas mecánicas o inmovilización de tu carro a causa de la entrada de agua al motor o a los cables eléctricos.
  • Incluso si las lluvias son ligeras, procura no manejar pues es difícil predecir inundaciones en algún punto de tu trayecto y hay mayor probabilidad de accidentes al disminuir la capacidad de respuesta de tu auto en suelos mojados.
  • Y por último, mantén tu carro asegurado, ya que las inundaciones y otros eventos naturales son impredecibles y es mejor estar preparados para los imprevistos que lamentar las pérdidas.

  • La cobertura amplia que te ofrece miituo ideal para estos incidentes, ya que incluye indemnización por daños materiales, entre ellos los daños causados por fenómenos naturales.


    Te invitamos a cotizar tu seguro, te sorprenderá y te encantará lo fácil que puedes contratar, la tranquilidad que te brinda la transparencia de todo el proceso y el dinero que puedes ahorrar en tu seguro de auto.