Por Magali de miituo


Si tú también estás comenzando la vida de automovilista, seguramente tienes muchas dudas: no sabes cómo revisar las llantas, o no tienes la más remota idea de cómo escoger el aceite para tu coche, o de plano ni siquiera estás seguro de tener idea de cómo ser un buen conductor.


Entre todas esas dudas está, seguramente, el escoger un buen seguro de auto. Y es que hay muchas cosas que es posible que no sepas; por ejemplo, como cuáles son las coberturas o quizá sea la primera vez en la vida que escuchas la palabra "deducible". Es por eso que aquí te vamos a decir qué es y, sobre todo, cómo se calcula el deducible de un seguro de auto. Sigue leyendo para que te enteres de todo.

¿Qué es el deducible de un seguro?

Para conocer cómo se calcula, primero debes saber qué es. El deducible es la suma de dinero que deberás pagar a tu compañía de seguros en caso de que tu vehículo se vea relacionado en algún siniestro y haya algún daño que pagar. O también, se paga en caso de que haya algún robo, dependiendo de las coberturas que tenga tu seguro.


Para que quede más claro, pongamos un ejemplo. Imagina que mientras vas manejando, tú y tu vehículo se ven envueltos en un percance. Para que las aseguradoras puedan cubrir los costos de los daños, tú tendrás que pagar el deducible, el cual se estipula desde el momento en el que se firma el contrato del seguro de auto. Por eso es muy importante que investigues antes de contratar cualquier seguro, sea cual sea la compañía de seguros que prefieras.

¿Cómo se calcula el deducible de un seguro de auto?

Cada compañía de seguros tiene sus propios lineamientos para establecer cuánto es lo que se va a establecer por concepto de deducible, aunque lo más común es que se haga un análisis del costo del seguro en sí y de los gastos que surjan de los daños que puedan recibir los bienes asegurados. Además, también es común que tomen en cuenta el valor del vehículo asegurado para establecer el costo del deducible.


Dato importante: independientemente de a cuánto asciendan los costos de reparación o los daños que hayan sufrido los vehículos involucrados en algún siniestro o robo, el costo del deducible seguirá siendo el mismo. Es por eso que lo más común es que se estipule en porcentajes. Así si el daño de tu vehículo asciende a 20 mil pesos y el deducible es del 10%, tú pagarás 2 mil pesos y el seguro pagará los 18 mil restantes.


Recuerda que antes de que contrates cualquier seguro, lo más recomendable es que compares precios y escojas lo mejor para tu propio caso, tomando en cuenta tu auto y tus necesidades.