Por Ohtokani de miituo


En miituo sabemos que el cuidado de tu automóvil es tan importante y necesario como el estar asegurado ante cualquier imprevisto. Por eso, ante la llegada de la época de calor con la primavera y verano, te damos algunos consejos para proteger tu auto del sol.


Si bien la luz del sol es benéfica para la salud, las temperaturas altas pueden llegar a dañar tu auto y comprometer sus funcionalidades y sus componentes tanto internos como externos.

¿Cómo proteger mi auto del sol?

A continuación te compartiremos consejos para cuidar tu auto del sol, pero si quieres mantener tu auto protegido en épocas de calor o frío, en miituo tenemos el primer seguro de auto de pago por km con el que pagarás solo lo que recorres.

Vigila los niveles de tu auto

Así como nosotros, en época de calor los autos también necesitan hidratarse. Tu vehículo no se sobre calentará si revisas con regularidad los niveles de aceite, anticongelante o líquido de frenos.

Revisa las llantas

Los neumáticos de tu auto se desgastan con mayor rapidez por el calor del pavimento, por ello debes cuidar que estén en buenas condiciones para disminuir el riesgo de que se desinflen, pierdas el control o la capacidad de frenado.


Para ello debes:

  • Revisar que la presión de tus neumáticos estén en los niveles que el fabricante indica.
  • Asegúrate de que las gomas de las llantas no están demasiado desgastadas, pues la fricción provoca su calentamiento y desgaste.
  • Recuerda que debes checar cada llanta por separado, pues el desgaste no es uniforme en las cuatro ruedas.
  • Cuida la temperatura del motor

    Aún en temperaturas altas, no es común que el motor de tu auto se sobrecaliente. Para evitar daños graves en el motor, revisa constantemente los indicadores de temperatura del motor que generalmente se encuentra junto a los indicadores de gasolina o del odómetro digital o analógico.


    La temperatura idónea para cualquier motor en marcha es de 90 grados. Para mantenerlo fresco revisa el nivel del anticongelante.

    Revisa el aire acondicionado

    Cuando la luz del sol es intensa, el aire acondicionado es tu mayor aliado, pero para mantenerte fresco también debes cuidar del sistema de refrigeración del motor de tu auto. Para hacerlo debes revisar el funcionamiento y limpieza de los filtros del aire acondicionado frecuentemente.

    Cuidado con los frenos

    Si a las altas temperaturas se le suma el mal estado de las llantas de tu auto, el sobrecalentamiento y refrigeración del vehículo se antoja complicado. Además de la disminución en la capacidad de frenado y el desgaste prematuro de los discos, unos frenos en mal estado también afectan las pastillas y el líquido de freno.

    Lava tu auto con mayor frecuencia

    Un vehículo limpio no solo luce mejor, sino que ayuda a mantener la frescura en épocas de calor. Al lavar tu auto ayudas a refrescar la carrocería e interior. Además, proteges la pintura y evitas gastos en reparación.

    Evita el desuso prolongado

    Si bien no es recomendable utilizar el auto durante horas con mayor luz del sol, tampoco es bueno dejar de usarlo durante periodos largos, pues esto puede ocasionar obstrucciones y sobrecalentamientos que resulten en costosas reparaciones.

    Conduce con moderación

    Tu conducción también es fundamental para cuidar el sobrecalentamiento de tu auto. Evita dar frenados bruscos y mantén una velocidad estable. En concreto, debes conducir con precaución.